Te voy a contar este misterio simple y eficaz: el roce de mis dedos te ha magnetizado, y ahora tu...